Analizan efecto de nuevos mapas de inundaciones en desembolso de fondos federales

El Capitolio- La Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía, presidida por el representante Víctor Parés Otero, inició hoy una evaluación sobre el posible efecto en el desembolso en los fondos CDBG-DR, como consecuencia del nuevo mapa de zonas inundables aprobado por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

A la vista pública compareció la directora del Programa CDBG-DR, Lcda. Maretzie Díaz, quien aseguró que el hecho de que las zonas inundables en la Isla hayan aumentado como consecuencia del paso del huracán María, esto no incide en el desembolso de estos fondos, ya que el Congreso tomó en cuenta los daños causados por el fenómeno a la hora de asignar una primera partida de $1.5 billones, para la cual el Departamento de Vivienda Federal y su contraparte local firmaron un acuerdo de utilización el 20 de septiembre de 2018.

Con estos fondos se iniciaron 26 programas que incluyen renglones desde reparación, reconstrucción o relocalización de viviendas afectadas por el huracán, hasta iniciativas de desarrollo económico sobre todo para pequeños y medianos comerciantes.

La Funcionaria fue enfática en señalar que ofrecerán ayudas para reparaciones de hogares que están en zonas inundables, siempre y cuando los daños sean hasta $60 mil, pero si los costos son mayores, se le orientará a la familia a reubicarse en un lugar seguro para recibir ayudas provenientes de estos fondos.

Por su parte, el Lcdo. Héctor Morales, director de la Oficina de Asuntos Legales de la Junta de Planificación, señaló que “el efecto de María básicamente lo que hizo fue que amplió el tamaño de las zonas de inundabilidad en Puerto Rico, desde las zonas costeras hasta el centro de la Isla.  Lo que antes se conocía como zona X, que no era zona inundable, ahora si está dentro de una zona inundable; el efecto de María fue tan devastador que aumentó el tamaño básicamente de toda la zona costera de la Puerto Rico”.

Añadió que “como consecuencia de la erosión a través del paso del tiempo, han cambiado las zonas y eso por supuesto aumenta el riesgo. El mapa se diseña a base de la experiencia, los técnicos de FEMA hacen unos ejercicios científicos y nos dicen a la altura máxima a la que debe llegar el agua en estas zonas”.

El Licenciado sostuvo que el huracán María si tuvo un efecto sustancial en los mapas nuevos y que “tiene efectos adicionales en la línea de la zona costera y eso hace que pueda, independiente de la fuerza del evento en las zonas que están marcadas como inundables, que pueda ocurrir una inundación aunque sea un evento de menor categoría”.

Como consecuencia, la política pública para la otorgación de permisos se ha enmendado y aunque se puede otorgar permisos de construcción para proyectos privados, en zonas inundables, se les advierte que deben realizar obras de mitigación. Esto, para evitar que se destruya la obra si golpea un fenómeno natural, lo que hace que los costos de la obra aumenten, según la Lcda. Edmeé Zeidan, directora legal de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe).