Continúa pesquisa por violaciones dentro del Consejo Estatal sobre Deficiencias en el Desarrollo

El Capitolio-  La Comisión de Turismo y Bienestar Social, presidida por el representante Néstor Alonso Vega, prosiguió la pesquisa en torno a posibles violaciones dentro del Consejo Estatal sobre Deficiencias en el Desarrollo (CEED), que en la actualidad se encuentra bajo sindicatura de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), y le han retenido los fondos federales utilizados para subvencionar los programas de ayuda a las personas con estas condiciones.

Durante la vista pública, Emarielys Marrero Negrón, síndico asignado por la AAFAF al CEED, señaló que desde el 2012 las auditorías federales han revelado “serios señalamientos incluyendo problemas con la evaluación del Director Ejecutivo, los miembros del Consejo Estatal, la implementación del Plan Estatal, adiestramiento de los empleados, colaboración con la red de Deficiencias en el Desarrollo (DD Network), así como la falta de controles fiscales”.

Debido a estos señalamientos el 17 de enero de 2013, el DSSH catalogó los fondos asignados al CEED en alto riesgo y ordenó a realizar el proceso de reembolso utilizando los formularios 270.

La Funcionaria sostuvo que desde esa fecha “el CEED ha recibido monitoreo directo y asistencia técnica extensa e intensa por parte del personal de la Oficina de Manejo de Fondos Federales y del Centro de Información y Asistencia Técnica para los Consejo Estatales sobre Deficiencias en el Desarrollo. Sin embargo, el CEED no demostró progreso en corregir y cumplir con los hallazgos señalados en el informe emitido por el DSSH”.

Desde esa fecha, la DSSH determinó categorizar a la entidad en un proceso Tier 3, que consiste en un monitoreo cercano para velar el cumplimiento o la falta de respuesta a la asistencia técnica u otros esfuerzos para atender las preocupaciones programáticas.

Según el informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno Federal (DSSH), desde 2015 hasta el presente año, se asignaron a la instrumentalidad la cantidad de $6, 795, 238 en fondos federales, de los cuales el CEED únicamente ha reportado $2,809, 709.14. De estos, la agencia federal solo ha aprobado $1,280, 532.25.

Marrero Negrón enfatizó que según la información que ella recibió se han hecho todos los esfuerzos para enderezar los trabajos dentro del CEED, sin grandes resultados por lo que el pasado 4 de febrero de 2018, el DSSH notificó por escrito “serios señalamientos contra el CEED, específicamente sobre el manejo de fondos federales. En dicha misiva, el Gobierno Federal hizo referencia al incumplimiento con varias normas y la falta de respuesta y atención a requerimientos formulados al CEED”.

Ante ello, se han clasificado estos fondos bajo la categoría de alto riesgo y serán otorgados nuevamente bajo reembolso, con la advertencia de que si no se desarrolla un Plan de Acción Correctiva, el DSSH suspendería los fondos para el CEED.

Para corregir estos señalamientos, Marrero Negrón informó que todo el personal administrativo fue sustituido, se inició el desarrollo de un Plan de Acción Correctiva y se realizaron visitas a Washington para reunirse con funcionarios del DSSH, con lo que se ha logrado la descongelación de $270,000, “identificamos un plan en conjunto con el gobierno federal para enderezar el componente administrativo y así establecer el funcionamiento apropiado del CEED”.

“Nuestro propósito primordial como Síndicos es procurar que las personas con deficiencias en el desarrollo reciban servicios de calidad. Por ello, es necesario restaurar la confianza del Gobierno Federal en nuestros procesos, eliminar la categoría de alto de riesgo de los fondos que se nos otorgan y desarrollar actividades a beneficio de esta población”, puntualizó la deponente.

El representante Alonso Vega manifestó al presentarse este cuadro que el CEED ha demostrado que ha sido “ineficiente en su totalidad”, por lo que proseguirán con la investigación citando a Myrainne Roa, ex directora del CEED, quien el día de hoy se excusó por situaciones médicas, para el próximo 10 de julio.

Durante el interrogatorio con Marrero Negrón, no se descartó una restructuración del Consejo que está compuesto de 30 concejales. Esto, para establecer un grupo más pequeño que trabaje con mayor eficiencia.