OGPe presenta nuevo Código de Construcción de Puerto Rico

El Capitolio – La Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) presentó hoy los aspectos más relevantes contenidos en el nuevo Código de Permisos que regirá en Puerto Rico, los cuales incluyen, recomendaciones para el diseño de nuevas infraestructuras y la mitigación de las existentes, de modo que resistan eventos tales como huracanes y sismos.

 

La inspectora Evelyn Moya Ginés, gerente de Salud y Seguridad de OGPe, presentó el documento, que se adoptó el pasado 15 de noviembre de 2018, en vista pública de la Comisión de Desarrollo Económico y Planificación, presidida por Víctor Parés Otero, que investiga bajo la Resolución de La Cámara 756, los trabajos del Comité para la Adopción y Revisión del Código de Construcción de Puerto Rico.

 

Entre las recomendaciones bajo el Hazard Mitigation Assesment Team Report, que realiza la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), está la creación de mapas de micro zonas de vientos en las que considere la topografía de Puerto Rico, que es uno cambiante a través de la isla. Indicó que bajo estos mapas, el 13 por ciento de la isla, está expuesto a vientos sobre las 187 millas por hora hasta alcanzar las 250 millas. 

 

A preguntas del Presidente de la Comisión, Moya Ginés, señaló que los puntos más vulnerables se establecen no solamente por la fuerza de los vientos y la topografía, sino las condiciones de las construcciones.

 

Así también, se sugirió que se mantenga una revisión rigurosa de los códigos cada tres años y se establezca protocolos de mantenimiento para edificios que según la funcionaria, podrán utilizar el código de 2011 si los cambios son menores, pero de ser una remodelación extensa, debe aplicar los reglamentos nuevos.

 

Añadió que los costos de construcción, basado en 80 dólares el pie cuadrado, no aumenta si se utiliza concreto armado, sin embargo se recomienda un alza de 0.7 a 1 por ciento en áreas costeras de alto riesgo, cuando se construye con madera o combinación de materiales, y 2 por ciento en esas misas zonas si se construye en madera solamente.

 

En el tema de sismos, la deponente señaló que Puerto Rico ya cuenta con parámetros de diseños para sismos más restrictivos que otras jurisdicciones ya que el código de 2011 había incorporado enmiendas basado en un estudio de la historia sísmica de Puerto Rico. No obstante, en la revisión y actualización de estos reglamentos, se recomendó un aumento en los costos de construcción de .04 por ciento para cubrir específicamente el proceso de reforzar las zapatas y pilotes de los edificios.

 

Explicó, que el mismo se adoptó bajo un proceso de emergencia, de modo que exista un solo cuerpo de ley aplicable para los proyectos de reconstrucción en los que se utilicen fondos de FEMA, que utilizan los códigos de 2018. Se informó que se podrá utilizar el código de 2011 en otros proyectos hasta seis meses luego de adoptado el nuevo reglamento.

 

Moya Ginés, enfatizó que con la adopción de este nuevo cuerpo de reglamentación que se toma de International Code Council (ICC) de 2018, por lo que “estamos a la par con los últimos lineamientos en lo referente a construcción a nivel del mundo, ya que aparte de Puerto Rico, tan solo 12 países han adoptado estas reglamentaciones”. 

 

Este nuevo documento tiene como novedad que será acompañada por una campaña de educación al público en general de modo que puedan exigir que sus construcciones cumplan con el código aplicable.